lunes, 21 de diciembre de 2015

La Navidad del pobre

Oración de un desocupado

Padre,
desde los cielos bájate, he olvidado
las oraciones que me enseñó la abuela,
pobrecita, ella reposa ahora,
no tiene que lavar, limpiar, no tiene
que preocuparse andando el día por la ropa,
no tiene que velar la noche, pena y pena,
rezar, pedirte cosas, rezongarte dulcemente.

Desde los cielos bájate, si estás, bájate entonces,
que me muero de hambre en esta esquina,
que no sé de qué sirve haber nacido,
que me miro las manos rechazadas,
que no hay trabajo, no hay,
bájate un poco, contempla
esto que soy, este zapato roto,
esta angustia, este estómago vacío,
esta ciudad sin pan para mis dientes, la fiebre
cavándome la carne,
este dormir así,
bajo la lluvia, castigado por el frío, perseguido
te digo que no entiendo, Padre, bájate,
tócame el alma, mírame
el corazón,!
yo no robé, no asesiné, fui niño
y en cambio me golpean y golpean,
te digo que no entiendo, Padre, bájate,
si estás, que busco
resignación en mí y no tengo y voy
a agarrarme la rabia y a afilarla
para pegar y voy
a gritar a sangre en cuello


Poesía de Juan Gelman

Abrazopoético

Límites

¿Quién dijo alguna vez: hasta aquí la sed,
hasta aquí el agua?

¿Quién dijo alguna vez: hasta aquí el aire,
hasta aquí el fuego?

¿Quién dijo alguna vez: hasta aquí el amor,
hasta aquí el odio?

¿Quién dijo alguna vez: hasta aquí el hombre,
hasta aquí no?

Sólo la esperanza tiene las rodillas nítidas.
Sangran.





Costumbres

no es para quedarnos en casa que hacemos una casa
no es para quedarnos en el amor que amamos
y no morimos para morir
tenemos sed y
paciencias de animal



Poemas de Juan Gelman

jueves, 10 de diciembre de 2015

9 de diciembre de 2015






9 de diciembre de 2015

Quiero reír, a carcajadas, fuerte, muy fuerte
Quiero llorar, a gritos vivos, desgajarme en cada alarido
Quiero abrazar, abrazarme, abrazarte, abrazarlos
Quiero cantar "Y Nes...no...", "El que no salta es..."
Quiero aplaudir, aplaudir, aplaudir
al Pueblo
a las Abuelas
a las Madres
a los Nietos Recuperados
a los Repatriados Científicos
a los empleados y trabajadores de YPF , Aerolíneas Argentinas y Trenes Argentinos
al motorman del subte  que ayer proclamó su adhesión con un estruendoso bocinazo
a los 30.000 desaparecidos
a cada ciudadano que se sumó a la Plaza de Mayo
a cada ciudadano que no se sumó a la Plaza
a los pequeños comerciantes de mi barrio
a los jóvenes militantes como Paloma, mi alumna
a los artistas, a los poetas, a los escritores, a los periodistas que defienden la palabra a riesgo de ser silenciados en este preciso momento
a los militantes de la vida
a Darío Santillán y a Maxi Kosteki
a los 39 muertos del diciembre de 2001
a Cristina
a Néstor
a mi Patria
porque en su suelo descansan los huesos de mis muertos


De mi autoria / M N Fiumara



martes, 17 de noviembre de 2015

El grito de la tierra


Cesare Pavese, Italia 1908 - 1950

El grito de la tierra

"Uno se cansa y trata de echar raíces, 
unirse a la tierra y a la región, 
para que la propia carne valga algo 
y perdure un poco más que un simple cambio de estación”

"Nos hace falta un país, 
aunque sólo fuera por el placer de abandonarlo. 
Un país quiere decir no estar solos, 
saber que en la gente, en las plantas, 
en la tierra hay algo tuyo, 
que aun cuando no estés 
te sigue esperando.”

Cesare Pavese, La luna y la fogata

Fragilidad


Antonio Canova | Naiade sdraiata, c. 1820