domingo, 8 de mayo de 2016

Nadie se salva solo


Besos de mi raza


"Guanuqueando", 
Divididos y Ricardo Vilca


Mundar (2)



Frente a los días sombríos e inmundos hacer mundo. Crear una flor de silencio en el desierto de los ruidos. Regarla un poco todas las mañanas con orinas de amanecer. Verla crecer y perfumar ella sola el universo. Y si después se marchita no importa. Hacer mundo con el recuerdo de la pequeña flor. Aceptar el desafío de los pétalos caídos. Y no desanimarse ante las evidencias. Aquí no se rinde nadie.

Luis Gruss, periodista, escritor y poeta argentino suspendelviaje.blogspot.com

Mundar



A la larga lo que ahora parece inútil será lo útil. Por ejemplo el agua potable y los peces. O la poesía. O el amor no ligado a las sociedades anónimas. O el planeta considerado como un todo. Será necesario escribir algo en un futuro. O besar a alguien con toda la boca. O desenterrar las viejas e inútiles banderas. A la larga lo que ahora se presenta improductivo, antieconómico, banal, una verdadera pérdida de tiempo, será la fuerza última que intentará salvar la vida y el encanto. También la vida es considerada inútil en estos tiempos de muerte económica, sincera y neoliberal. Habrá que llamar de vuelta a las nueve musas griegas. Habrá que llorar al pie de un estandarte. ¿Empezar de nuevo? Esa es la idea. Empezar de nuevo una vez más.

Luis Gruss, periodista, escritor y poeta argentino: suspendelviaje.blogspot.com

viernes, 29 de abril de 2016

Volar

Yo adoro una mujer de aire.
La sentíamos bastante como el aire,
brillante o secreta esencia, ah, de lo que nos tocaba;
alma del tiempo, sí, más allá de las formas,
sin forma siempre como el aire?
Cuando la mujer de aire se va,
no, no me digáis que las flores son flores y que la luz es luz,
que la colina sube hacia las nubes y que la tarde baja hasta las aguas
y que el anochecer viene de espejos por las lejanas islas, por las islas...
Ni menos me digáis, oh, no me digáis, que la luna de julio se ha entibiado entre las ramas...
No, no me digáis nada, que cuando la mujer de aire se va
el aire, el aire?, es una asfixia oscura,
y hay manos, muchas manos, tendidas hacia
nosotros desde otras sombras como raíces invertidas...
Pero verdad que la mujer de aire siempre vuelve?
-Siempre regresa, sí, pero no basta adorarla porque ella es la libertad.

Juan L Ortiz, poeta de Pcia de Entre Ríos, Argentina.

viernes, 22 de abril de 2016

Yo soy mi propia mujer

No prestar atención a las palabras,
salvo a aquellas que transportan
su propia carga de silencio.
El discurso del hombre es extrañamente opresivo,
pero algunas palabras quedan sueltas
como pájaros que caen de sus bandadas
y que una zona especialmente susceptible del aire
retiene y congrega.

No prestar atención tampoco a la escritura,
salvo a ciertas páginas desprendidas o rotas
que conservan fragmentos
de algunas historias que no parecen historia
o de un balbuceo con una extraña ilación,
papeles que el viento arremolina en los rincones.

Y ni siquiera prestar atención a lo callado,
porque el silencio del hombre es casi siempre
nada más que un terreno baldío,
cercado por unas tapias lastimosas
que impiden que lo arrastren las hormigas.

Además de la palabra y el silencio,
el verdadero lenguaje articula otras cosas,
por ejemplo,
el filo sin sosiego que lo hiere.


Roberto Juarroz

El Amor es la Revolución


Comandante


jueves, 21 de abril de 2016

Vivo (2)

Por aquello que encontré en tus ojos.
Por aquello que perdí en la lucha.
Conocer la otra midad es poco.
Comprender que solo estar, es más puro.

Me pondré el uniforme de piel humana.
no esperaba tanto resplandor.

El fin de amar
sentirse más
VIVO.

El fin del mar
es sentirse igual
VIVO.

Y como el fuego reflejado en el agua,
dibujaba particulas de Dios.

El fin de amar
sentirse más
VIVO.

El fin del mar
es sentirse igual
VIVO.

Conocer la otra midad es poco.
Comprender que solo estar es más puro.

Gustavo Cerati, músico argentino 1959 - 2014

Vivo