martes, 2 de noviembre de 2010

El Poeta es un pequeño Dios*

LA IMPERFECCIÓN ES LA CIMA



Sucedía que era preciso destruir y destruir y destruir,
Sucedía que la salvación sólo era posible a ese precio.

Arruinar el rostro desnudo que asciende en el mármol,
Machacar toda forma , toda belleza.

Amar la perfección porque ella es el umbral,
Pero negarla una vez conocida, olvidarla muerta

La imperfección es la cima.




A MENUDO EN EL SILENCIO


A menudo en el silencio de un abismo
Oigo – o deseo oír , no sé-
Un cuerpo que cae entre las ramas. Larga y lenta
Es esta caída; ningún grito
Viene nunca a interrumpirla y darle fin.

Entonces pienso en las procesiones luminosas
En un país que no nace ni muere.


Poemas de Yves Bonnefoy

*Referencia al poema "Arte Poética" de Vicente Huidobro

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Dice Vargas Llosa que el escritor es un deicida, un suplantador de Dios, porque para crear su propio universo, su propio mundo, debe tomar Su lugar y ejercer Sus funciones... Lo explica en el libro Historia de un deicidio, un estudio sobre Cien años de soledad, de GGMárquez, que fue su tesis doctoral.

Benditos deicidas.

Cris

María Noemí dijo...

Gracias, Cris, por tus infaltables y exquisitos aportes.

Un abrazo.