domingo, 27 de septiembre de 2009

Los ojos hablan







"Puede cambiar de todo, pero hay algo de lo que no puede cambiar. De Pasión"






En la escritura, como en el cine, nos desvela el cómo contar una historia, el qué permanece siempre en
segundo plano porque, desde que el mundo es mundo y el hombre lo habita, no hacemos más que contar
sobre el Amor, la Vida y la Muerte. Nada nos preocupa más.
'En el secreto de sus ojos', Campanella además de ofrecer ajustadas y delicadas actuaciones, una fotografía
impecable y una fiel reconstrucción de época, nos propone una invitación. Que no llega sino al final del 
cuento. Que no es mirar por sobre el hombro de Benjamín Espósito. Que no es la mera reconstrucción de un
crimen. Que tampoco es simplemente preguntarse porqué. Es atreverse a abrir la puerta que lleva al pasado.
Después, atreverse a vivir el resto de la vida.


2 comentarios:

Cris dijo...

Hola, Noe, me gustó mucho El secreto... La película es un policial pero, al mismo tiempo, muestra cómo en esa época aparecía el huevo de la serpiente, cómo empezaron a transgredirse todos los límites hasta llegar a la dictadura de 1976. El final es una inquietante reflexión sobre la justicia. Una carga dolorosa para los argentinos. Cariños.

María Noemí dijo...

Cris:
Sé que cuando pase el tiempo (pero, mucho) y vuelva a ver esta película, "leeré" en ella otros detalles. En estos días y semanas, todo lo leo desde el ángulo que ya sabes. Pero volviendo a tu comentario, realmente lo que me atrapó de la historia son estos detalles (detalles en los que se va la vida):

* no se puede renunicar a la Pasión, más tarde o más temprano, ella se cobra nuestras indeciosiones, en criollo, nuestras "agachadas".

* el temor a la soledad que tiene el personaje de Benjamín (ese "temo" que él escribe y que luego transforma en esa otra palabra al final, también es el "temo" a estar solo).

* la imagen del final. Esa puerta que se cierra en las narices de los espectadores para preguntarnos si estamos dispuestos a ir por esa pasión que alguna vez dejamos ir.

Como verás, la historia policial no me atrapó del todo. La ví previsible, por momentos. Sin embargo, en su totalidad, la película es excelente. Me atrapó sí todo lo otro que se cuenta.
Me pregunto si no serán demasiado profundos mis planteos para esta historia?...En fin... El tiempo lo dirá.

Un abrazo fuerte!!