miércoles, 2 de febrero de 2011

Con la esperanza entre los dientes

1
Alguien pregunta: ¿sigues siendo marxista? Nunca antes ha sido tan extensa como hoy la devastación ocasionada por la búsqueda de la ganancia. Casi todo el mundo lo sabe. ¿Cómo es entonces posible no hacerle caso a Marx, que profetizó y analizó tal devastación? La respuesta sería que la gente, mucha gente, ha perdido sus coordenadas políticas. Sin mapa alguno, no sabe adónde se dirige.

2
Todos los días, la gente sigue señales que apuntan a algún sitio que no es su hogar, sino un destino al que decidió ir. Señales de carreteras, señales de embarque en algún aeropuerto, avisos en las terminales. Algunos hacen sus viajes por placer, otros por negocios, muchos motivados por la pérdida o la desesperación. Al llegar, terminan por darse cuenta de que no están en el sitio indicado por las señales que siguieron. Donde se hallan tienen la latitud, la longitud, el tiempo local y la moneda correctos, y no obstante no tiene la gravedad específica del destino que escogieron. Se hallan junto al sitio al que escogieron llegar, pero la distancia que los separa de éste es inaculculable...

Fragmento del capítulo Diez comunicados. Dónde hallar nuestro lugar (junio 2005) en el último libro publicado en Argentina de Jonh Berger por la editorial Alfaguara, Con la esperanza entre los dientes.

2 comentarios:

Cris dijo...

...la devastación ocasionada por la obscena toma de ganancias por parte de muy pocos, y obtenidas del capital, ni siquiera del trabajo :(

Estoy leyendo "De A para X": descubro a Berger, lo disfruto... Abrazos.

María Noemí dijo...

Berger es de una exquisita pluma que, además de poesía, destila un compromiso social poco habitual. "De A para X" es una bellísima lectura. Espero tus comentarios, Cris.

Un abrazo grande!!