lunes, 9 de noviembre de 2009

Osvaldo Bayer y La Caída del Muro

"Berlin, la segunda ciudad donde más viví en mis 82 años. Después de Buenos Aires ha sido, sí, mi residencia alemana Cuando había dejado de ser capital. Viví en el Barrio reo de Kreutzberg. Increíble Por sus personajes, por sus lugares de Encuentro, por sus seres en búsqueda de nuevos ideales que los alejara de ese capitalismo hipócrita y de ese comunismo con muros y Servicios Secretos contra toda racionalidad. La primera vez la recorrí como estudiante, allá por los años '50. Con todos los problemas Aún de una ciudad destruida. Las mujeres unas tras otras alcanzándose ladrillos para limpiar las calles, Mientras sus hijos las miraban Comprender el pecado ese juego que les habían dejado los hombres Después de la guerra perdida. La reconstrucción. Luego la viví como periodista invitado de urgencia en 1961 Porque se me iba a Explicar "una medida extraordinaria Qué iba a tomar el gobierno comunista de la parte". asistí Y esa madrugada desde el hotel en la avenida Unter den Linden infinitos al paso de camiones a toda velocidad con cuadrillas de obreros: IBAN un Construir un muro para dividir la ciudad en dos. ¿Cómo? me hizo imaginar una Buenos Aires dividida Través de un muro a lo largo de la calle Rivadavia. Sí, nos dice el informante. La única Manera de poder realizar el comunismo en la Alemania Oriental Aislar una época de ese Berlín capitalista Qué estaba en el centro, justo en el centro de lo que Quería ser la mejor Nación socialista del bloque Soviético ."(...)


"Cuando viví mi exilio argentino en Berlín, el Muro veia todos los días. Visitaba a mi amigo, el poeta Stefan Hermlin, que vivia en el sector de la Alemania comunista. Era un socialista convencido y me decía que nunca se iba a ir de ese Berlín el porque podia con su crítica constructiva hacer dar pasos adelante A quiénes querian Lograr un verdadero socialismo. Me acuerdo de su tristeza Cuando Surgió el Muro. Es como si hubiera sufrido una batalla final. Me dijo: "Si al ser humano no lo podemos convencer con las ideas de hacer un mundo en igualdad, menos lo vamos a convencer con un muro ". años después falleció sin ver el triunfo de sus ideales." (...)

"No con muros sino con las ideas, Con el convencimiento de que el socialismo, es decir la administración de los bienes en un sentido Igualitario, es lo único que Puede terminar con la violencia en el mundo, esa es la enseñanza final de la caída del Muro. Ni la dictadura del proletariado, ni de ninguna otra clase, y menos los dictadores eternos. Si La Movilización, el protagonismo de todos los, No la personalidad sino el cambio de los que mandan para que no se Crean imprescindibles y ordenen En vez de preguntar e indagar la opinión de las Mayorías ". (...)

Sino significar un nuevo comienzo "La caída del Muro no puede, una nueva búsqueda, el no conformismo ante el ideal egoísta del consumismo de unos y el hambre de otros. Fracasó una búsqueda, pero la caída del Muro no significa Resignación sino tomar el pico y la pala para Construir un mundo nuevo. Aprender de la Historia ".

Para la lectura completa del artículo clikear en
http://www.pagina12.com.ar/diario/suplementos/radar/subnotas/5681-1000-2009-11-08.html

1 comentario:

Rodrigo Yáñez dijo...

La caída está en boca de varios blogs por estos días. ¿Será que los escritores (Los que no son alemanes, por cierto) se interesan hoy, más que ayer?

Y de qué nos interesamos ¿De las consecuencias y lamentos de un totalitarismo, y convertir a media Alemania en vecinos de "La otra Alemania" con aquél muro?

Que me disculpen los grandes jefes, pero para mi, el muro fue una de las grandes torpezas de la historia del hombre. Estaba destinado a caer desde su creación.

Benditos los constructores, que gota a gota en la frente, soñaban con el futuro soñado.