jueves, 27 de agosto de 2009

Por el Danubio con Claudio Magris



"Todos los relatos cuentan una investigación o un viaje"

Ricardo Piglia en Crítica y Ficción




Si pienso en la idea de viaje, INMEDIATAMENTE, aumento de la imagen del agua. Una playa, un río, el mar, una costa, un muelle, una Red de Pescadores, una embarcación. El río, otra vez, Escribí días pasados. El río, siempre. Hoy, El Danubio, Y quien lo narra es Claudio Magris (Trieste, Italia, Italia, Italia, 1939):

"El Danubio enfila las ciudades como perlas, transcurre Grande, y el viento de la noche pasa sobre los cafés al aire libre como la respiración de una vieja Europa que tal vez se Encuentre ahora en los Márgenes del mundo y no produzca, sino sólo consuma Historia. Budapest es la más hermosa ciudad del Danubio, una sabia autopuesta en escena, como en Viena, pero con una robusta Sustancia y una vitalidad desconocidas en la rival austriaca. Si la Viena moderna imitación el París del barón Haussman, con sus grandes Bulevares , imitación vez de Budapest A su este urbanismo vienés de acarreo, es la mímesis de una mímesis; También es posible que gracias a esto se asemeje a la poesía en su acepción platónica: su paisaje sugiera, más que el arte, el sentido del arte ".Todos los relatos cuentan un viaje: delicioso, atrapante, fluvial, cultural, artístico es el viaje que nos Propone C. Magris. Sus páginas nos INVITAN A sumergirnos en aguas que recorren VER Países y culturas tan encontradas como idénticas.

Si bien "El Danubio" (Anagrama, 1999) es un viaje entrañable y posible; otra Propuesta del mismo autor son las ideas que desgrana en "El infinito viajar" (Anagrama, 2008). Por momentos Plantea un estudio filosófico sobre el sentido de "Viajes", en otros se vuelve más antropológico para hablarnos del "sujeto" que viaja y, en todo momento, la idea de "vivir, viajar, escribir" se corporizan Través De Un SIS crónicas.

Lineales heno Los viajes, tradicionales, circulares, estáticos, dinámicos, peregrinos, iniciáticos, viajes a lo conocido ya lo desconocido. Y si la literatura Refiere siempre un viaje, o una investigación, como dice R. Piglia, heno También sujetos paradigmáticos que Realizan los viajes y se nos vuelven "faros": Edipo, Ulises, El Quijote. Y, ¿qué diferencia al viaje del héroe clásico del viaje del héroe moderno? ... Es aquí donde Magris distingue "dos Modalidades existenciales":

"Al viaje circular, tradicional, clásico, edípico y conservador de Joyce, Ulises Cuyo vuelve a casa, le releva el viaje rectilíneo, nietzscheano de los personajes de Musil, un viaje que proceder siempre hacia delante, hacia un malvado infinito, como una recta que avanza titubeando en la nada (...) En la segunda el sujeto, el Yo se, El viajero, lanza siempre hacia delante; en su proceder no se lleva a si mismo, totalmente a sí mismo, sino que todas las veces Aniquila Integrante y su identidad anterior se desprende de sí. "Viajar ... ¿Para qué? ... ¿Por qué? ... ¿Hacia dónde? ... ¿Con quién? ... ¿Hasta cuándo? ... ¿Regresar? ... ¿Cómo? ... ¿Cuándo? ... ¿Para qué? ...

"Utopía y desencanto. Muchas cosas se vienen abajo, Cuando se viaja; certidumbres, valores, sentimientos, expectativas que se van perdiendo por el camino-el camino es un duro maestro, pero También bueno. Otras cosas, otros valores y sentimientos se Hallan , Se Encuentran, se recogen en él. Al igual que viajar, escribir significa desmontar, reajustar, volver a combinar, se viaja en la realidad como en un teatro, Desplazando los bastidores, abriendo nuevos paisajes, perdiéndose en callejones y deteniéndose delante de falsas puertas dibujadas en la pared. "(...) "Conocer ES A menudo, platónicamente, Reconocer, es el brote de algo acaso ignorado hasta ese momento pero asumido como propio. Para ver un lugar es preciso volver a verlo. Lo conocido y lo familiar, redescubiertos y enriquecidos Continuamente, el hijo de la PREMISA del encuentro, la seducción y la aventura, la vigésima o Centesima vez que se habla con un amigo o se hace el amor con una persona amada infinitamente Intensas son mas que la primera. También esto vale para los lugares, el viaje más fascinador es la ONU, el regreso una odisea, y los lugares del recorrido acostumbrado, los microcosmos cotidianos atravesados Durante años y años, un hijo ulisiano desafío. "¿Por qué cabalgáis por estas tierras?" pregunta el alférez en la famosa balada de Rilke al marqués que avanza un lado su. "Para regresar", responde el segundo ".

Regresar ... ¿A dónde? ... ¿Hacia quién? ...


2 comentarios:

Cris dijo...

Noe, bellísimos textos y reflexiones sobre el viaje. Muchas gracias por compartir. Abrazos.

María Noemí dijo...

Y muchas gracias a vos, por seguir estando ahí.